Saltea al Contenido principal

Saltea al Contenido principal

INTI, Yeruvá, industria, pyme, pymes, Santa Fe, Avellaneda, morcilla

Portal de Noticias INTI

23 de Septiembre de 2019 | Servicios industriales

por Liliana Cánaves

Transforman un desecho frigorífico en producto de alto valor proteico

Una empresa familiar de Santa Fe recupera, a través de un método de secado por spray, sangre proveniente de la industria frigorífica que se destina en polvo como insumo para otros productores de alimentos, como embutidos y morcillas.

INTI, Yeruvá, industria, pyme, pymes, Santa Fe, Avellaneda, morcilla
El polvo de sangre bovina está destinado, principalmente, a fabricantes de embutidos y morcillas

La firma Yeruvá trabaja con un desecho de la industria frigorífica: utiliza la sangre proveniente de las plantas faenadoras habilitadas por SENASA, y la reconvierte, mediante un método de secado por spray, en polvo para la industria alimenticia. En 2018 operó con unos 58 millones de litros.

La sangre bovina y porcina que llega a la industria desde la faena de las plantas frigoríficas es sometida a diferentes procesos de tratamiento. Se trata de la separación de plasma y hemoglobina. El primero de ellos contiene proteínas de alto valor biológico y se utiliza generalmente en la industria de alimentos (embutidos y fiambres) y se destaca en la nutrición animal (alimento balanceado).

El polvo de sangre bovina está destinado, principalmente, a fabricantes de embutidos y morcillas, productos para los cuales el SENASA establece que deben ser fabricados únicamente con este producto.

La empresa se acercó al sector de Carnes del INTI para mejorar el producto destinado a los fabricantes de morcilla, quienes remarcaban algunos defectos en el resultado final del embutido. Luego de un diagnóstico, especialistas de carnes del Instituto ajustaron la formulación de referencia y desarrollaron una ficha técnica con indicaciones para el uso ideal de la sangre en polvo para fabricar morcilla, de modo que los clientes puedan disminuir significativamente los márgenes de error en sus procesos de elaboración.

Marcos Requena, titular de la Yeruvá, comenta que “gracias al INTI la empresa mejoró significativamente su vínculo con los fabricantes de embutidos, optimizando la formulación y el procedimiento para el uso más adecuado de nuestro producto que se destina a la fabricación de morcillas”. Los próximos desafíos de trabajo conjunto entre el INTI y la empresa es el desarrollo de otros derivados a base de nutrientes animales los cuales son muy necesarios para la industria local y otros mercados internacionales, hacia los cuales la empresa ya se está expandiendo, como Asia y algunos países de Latinoamérica.

50 años brindando asistencia a la industria cárnica
El sector de Carnes del INTI acaba de celebrar el 50° aniversario de creación, junto a referentes del organismo y actores protagónicos del rubro, tanto empresas como cámaras que integran su comité ejecutivo. En ese marco, el director operativo de la institución, Mariano Ortega, destacó que “la industria cárnica siempre fue pujante en la Argentina, genera movimiento y dinámicas de desarrollo en todos los territorios. En este aniversario reafirmamos que el INTI debe estar para brindar soluciones a las empresas”.

 


Liliana Cánaves
Comunicación
rcanaves@inti.gob.ar

Notas relacionadas