Saltea al Contenido principal

Saltea al Contenido principal

INTI, ASME, energía nuclear, CNEA, CAREM, CAREM 25

Portal de Noticias INTI

13 de Septiembre de 2019 | Cooperación Internacional

por Agustín Vázquez

Mayor seguridad en el equipamiento del sector nuclear

Junto a la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME), de los Estados Unidos, el INTI organizó un encuentro enfocado en normativa para recipientes a presión y calderas que se utilizan en ese segmento energético. La Argentina es referente regional en la temática.

INTI, ASME, energía nuclear, CNEA, CAREM, CAREM 25
Jorge Schneebeli explicó que se busca garantizar la seguridad en la operatoria de ciertos equipamientos y también acompañar a empresas locales que puedan exportarlos.

Durante toda esta semana, especialistas del INTI, principalmente del área de Mecánica, llevaron adelante una agenda de trabajo con una veintena de técnicos de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME), de Estados Unidos.

ASME es una organización reconocida mundialmente y dedicada a la generación de códigos, normas y reglamentos para la ingeniería, con particular experticia en recipientes a presión y calderas, es decir: equipos utilizados en todos los sectores de la industria.

En esta oportunidad, la agenda se enfocó principalmente en el sector de energía nuclear. En esa línea, durante los dos primeros días de la semana, el INTI y ASME organizaron el workshop “Estándares y certificación nucleares”.

Con motivo del workshop, concurrieron a la sede central del organismo tecnológico argentino más de 80 profesionales de distintas instituciones y países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Japón, Inglaterra y Brasil.

Asistieron representantes de la empresa estatal INVAP, de Río Negro; y de las privadas IMPSA, que fabrica el recipiente de presión del reactor CAREM; Combustibles Nucleares Argentinos (CONUAR); y Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA); entre otras.

Articulación internacional
“El código ASME se usa como referencia en el mundo. Está en inglés, así que se empezó a trabajar en su traducción y en que esa versión sea aceptada. El INTI coordina las traducciones, por eso en algunos módulos ya está saliendo en castellano. Esto antes limitaba el desarrollo de algunos fabricantes de estos equipos”, destaca Jorge Schneebeli, del sector de Mecánica del Instituto.

El organismo tecnológico integra a su vez un grupo internacional de trabajo en materia nuclear, en el que interactúan representantes de distintos sectores industriales y donde permanentemente se estudia y revisa la normativa referida al equipamiento que se utiliza a fin de garantizar la seguridad en la actividad. Al mismo tiempo, el INTI promueve regulaciones propias en el plano local, ya que solo seis provincias cuentan con algún tipo de norma alusiva a recipientes a presión y calderas: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Misiones y la Capital Federal, mientras que en San Juan se está avanzando al respecto. “Lo que ocurre es que en cada caso se definen distintos criterios, el objetivo es federalizar el tema, hacerlo extensivo a todo el país y unificar un código”, indica Schneebeli.

Además, el Instituto participa de la Junta Nacional de Inspección de Calderas y Recipientes a Presión. Allí se controlan recipientes nuevos y usados. El objetivo siempre es garantizar la seguridad, además de acompañar a la industria local incluso en el potencial exportador de ciertos equipos.

Proyecto nuclear nacional
Uno de los temas que se abordaron durante la primera jornada fue el proyecto CAREM 25, el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina, que funcionará en la localidad bonaerense de Lima, donde se encuentran las centrales Atucha I y II.

A cargo del diseño y la iniciativa del CAREM están profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Este viernes, representantes del INTI, ASME y la CNEA, entre otros, visitaron el lugar donde se construye el prototipo.

El jefe del departamento de Coordinación de Ingeniería Civil e Ingeniería Eléctrica de la CNEA, Ignacio de Arenaza, que además integra la gerencia de Área CAREM, explicó que el proyecto forma parte del objetivo de ampliar y diversificar la matriz energética argentina. De acuerdo a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA), los hidrocarburos —petróleo y gas— representan casi dos tercios de la energía del país; la hidráulica, un 25 por ciento; la nuclear, un seis por ciento; y las fuentes renovables, un cinco.

Una de las proyecciones sobre las que se sustenta la iniciativa CAREM es que la generación nuclear se haya duplicado dentro de una década, aproximadamente.

Schneebeli y de Arenaza coincidieron en que “la Argentina tiene mucha experiencia en el sector” y que “es líder en la materia dentro de América Latina”.

El especialista de la CNEA es parte del grupo encargado del diseño tanto de la arquitectura y las estructuras civiles como del sistema eléctrico del reactor.


Agustín Vázquez
Comunicación
avazquez@inti.gob.ar

Notas relacionadas