Observatorio de tendencias | Capacitación Odt

Entre su programa de asistencia a emprendedores de diseño se encuentran las capacitaciones intensivas en GESTIÓN (Gestión de diseño, Gestión de emprendimientos), en INNOVACIÓN (Moldería no convencional, Procesos textiles alternativos, Reciclaje y deconstrucción), TÉCNICAS (Moldería industrial en tejido plano y de punto, Producción, Técnica textiles, Fibras y Materiales), y de INVESTIGACIÓN (Búsqueda y análisis de tendencias), entre otras. Anualmente el plan de trabajo del OdT INTI incluye la articulación con instituciones públicas y privadas de 15 provincias, enfocando el 80% de sus actividades en el interior del país; como así también la cooperación internacional con instituciones de América Latina (Colombia, Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú).

Las Cosas del Quehacer

Las Cosas del Quehacer enmarca una multiplicidad de actividades de formación y reflexión en torno a conceptos como innovación, identidad y generación de redes. Las acciones están destinadas a pequeños y medianos productores de indumentaria de todo el país que toman el diseño como herramienta estratégica de diferenciación. El intercambio de experiencias y saberes entre diseñadores es una de las pautas que permite a los emprendedores mejorar sus procesos proyectuales y productivos.
La diversidad de formatos que adquieren las actividades así como la especificidad de los entornos productivos y culturales donde son ejecutadas, incentiva al Observatorio de Tendencias INTI a delinear instancias de formación heterodoxas bajo nuevos paradigmas del diseño. Asimismo, la sinergia con instituciones públicas y privadas locales es fundamental para la concreción de las experiencias.

Capacitación

¨LCDQ debates en torno al diseño de indumentaria en Argentina¨ (Córdoba, 2010) tuvo el objetivo de abrir un espacio de reflexión entre diseñadores y gestores culturales. Temáticas como los rasgos identitarios de los lenguajes creativos, la propiedad intelectual de los productos y la gestión de los emprendimientos de diseño, fueron abordados por los protagonistas de la disciplina relatando sus propias experiencias.

En 2011, el mismo grupo de diseñadores y gestores culturales se reunió en la ciudad de Salta para dar inicio a otra fase de la experiencia "LCDQ transferencia de conocimientos".

En esa oportunidad, los emprendedores intercambiaron saberes y técnicas de producción entre ellos, con el fin de actualizar los lenguajes creativos de manera colectiva. En 2012 se volvió a realizar LCDQ en la ciudad de Córdoba, con un nuevo grupo de 60 diseñadores de la región centro.

¨LCDQ a orillas del Paraná¨, ejecutado desde 2012, es un programa de capacitación y actualización de diseño destinado a emprendedores de indumentaria y textil que producen en las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones, Entre Ríos y Santa Fe. El objetivo es fomentar y promover la innovación y experimentación de manera creativa, a través de procesos de diseño sensibilizadores que ayuden a traducir en recursos propios de la profesión la identidad de la región que se encuentra alrededor de la cuenca del Paraná.

A lo largo de tres años, LCDQ ha capacitado a cincuenta y cinco emprendedores de diseño de indumentaria de trece provincias, fomentando la innovación en los productos. Asimismo se ha potenciado la incorporación de rasgos identitarios en las colecciones incorporando elementos de los entornos geográficos, productivos y simbólicos, a fin de poder profundizar la comunicación con el consumidor. Producto de éstas experiencias se ha publicado el libro ¨Las Cosas del Quehacer, debates en torno al diseño de indumentaria en Argentina¨, editado por el CCEC (2010). Además, once de los diseñadores asistidos por el programa LCDQ han participado luego de la acción Pasarela Mapa de Diseño INTI en BAFWEEK pudiendo exhibir sus colecciones innovadoras en la principal semana de la moda de Argentina, logrando con esa difusión incrementar sus ventas entre un 100 y un 400%. A partir de la experiencia de cada encuentro, se han formado redes de colaboración entre emprendedores para afrontar problemáticas vinculadas a comercialización, calidad, acceso a proveedores y difusión. También, se han estrechado vínculos entre gestores culturales e instituciones de todo el país que trabajan en torno al diseño.