TODAS LAS RENOVABLES / Junio 2014

Rumbo a la meta del 8%

Un documento titulado “Energías renovables: ¿Por qué debería ser prioritario cumplir el objetivo del 8% al 2016?” analiza la situación de la matriz energética nacional y aporta visiones claras que permiten considerar a las energías renovables como la respuesta a los problemas económicos y ambientales.

El equipo de Energías Renovables, compuesto por un conjunto de organizaciones -tanto del sector público como privado-, lanzó un documento titulado “Energías renovables: ¿Por qué debería ser prioritario cumplir el objetivo del 8% al 2016?” en el que analizan la situación energética del país y establecen una lista de prioridades para cumplir con el objetivo planteado que permita complementar el uso de combustibles fósiles.

La matriz energética nacional tiene una dependencia profunda de estos últimos, principalmente petróleo y gas, que contabilizan el 87% de la oferta energética total; dato particularmente preocupante en tanto que desde 2010 la balanza comercial es negativa en este rubro. Así, para el sector eléctrico cobra particular relevancia la incorporación de energías renovables, pero en la actualidad apenas llegan al 1,4%. Además del aspecto de la sustentabilidad, en términos económicos, el uso de combustibles fósiles es cada vez menos viable.

Tener presentes ambos factores -sustentabilidad y costos- implica pensar en políticas de uso racional de la energía, para así aprovechar el potencial de las energías renovables a baja escala utilizadas por los usuarios en sistemas integrados a la red. Tanto los sistemas fotovoltaicos como los sistemas de solar térmicos juegan un papel importante en el ahorro de gas y electricidad, motivo por el cual se estimula la adopción de estas tecnologías a través de marcos jurídicos de apoyo y promoción.

Para entender un poco más esta realidad, basta con comprobar cuánto se ahorra actualmente con las tecnologías aplicadas: en 2012, se generaron 1.702 GW mediante energías renovables, lo que representa un ahorro de 406.800 m3 de gasoil importado, y en términos monetarios, se traduce en 317 millones de dólares. Más aún, si se cumpliera la meta pautada del 8% de renovables en 2016, se evitaría la importación y el pago de divisas de gas natural licuado de 1.500 millones de dólares, y otros 2.200 en gasoil; e inclusive, si se logra cubrir el 20% de la demanda en el año 2020, a través de un desarrollo eólico de 8.000 MW se ahorrarían unos 14.000 millones de dólares.

Otro punto a tener en cuenta es que una matriz energética dependiente de combustibles fósiles genera una cantidad importante de emisiones de dióxido de carbono. Si bien, en comparación con las potencias mundiales el aporte argentino es relativamente menor, el análisis per capita llega a valores preocupantes: 4,4 toneladas per capita, superando ampliamente el promedio regional (que es de 2,7 tn) y a países como México (4 tn), Brasil (1,9 tn) o Chile (3,9 tn).

Un paso para paliar esta situación está en la generación renovable del lado de la demanda, a través de la generación  de energía en el mismo lugar donde se la utiliza. Por caso, aplicaciones hogareñas o edificios corporativos con instalaciones fotovoltaicas, que aún no han sido lo suficientemente exploradas. Esta generación solar y eólica a baja escala -conocido como microgeneración- tiene importantes posibilidades de crecimiento en tanto compite con el precio final de la energía, lo que facilita su amortización e implementación. 

Lo importante en este sentido es que no existen inconvenientes técnicos ni tampoco son necesarias modificaciones estructurales para dar esos pasos. Argentina cuenta con experiencias de más de una década en la aplicación de estas instalaciones, pero como no están permitidas dentro del marco regulatorio actual ni cuentan con un régimen de promoción, todavía no fue posible pasar de la etapa demostrativa.

Reducir el impacto ambiental y agregar valor a los residuos orgánicos

En lo referente a la aplicación de biocombustibles y energía eólica hay avances promisorios. Respecto al primero, la Ley 26.093 (2006) dispuso una serie de medidas de promoción, con la meta para el 2010 de corte de nafta y gasoil usada en el transporte del 5%.

Rumbo al 8%: imagen fusionada de un aerogenerador, un colector solar y residuos utilizados para biocombustible

Esto fue posible, en gran medida, porque el sector exportador de oleaginosas (soja) tenía la capacidad de desarrollar instalaciones para la producción de biodiesel y la demanda externa lo hacía viable económicamente.

Sobre la energía eólica, del Mapa del Potencial Eólico Argentino se desprende que la Patagonia, gran parte de la región pampeana y Cuyo cuentan con condiciones óptimas para emprendimientos eólicos. Tan así es que, al poseer uno de los mayores potenciales eólicos del planeta, el potencial teórico para esta tecnología se estima en  unos 2.000 GW, unas 67 veces la capacidad instalada actual sumando todas las fuentes .

En conclusión, esto evidencia que las energías renovables pueden presentar respuestas frente al desafío de diversificar y mejorar la matriz energética, avanzando hacia la complementación con los combustibles existentes y reduciendo  importaciones. Hoy en día, con la seguridad del suministro energético en riesgo provocada por las características heredadas del sistema eléctrico y la disponibilidad limitada de combustibles, restricciones en divisas, problemas logísticos y baja existencia de unidades de generación, las energías renovables pueden salir al rescate de esta situación dado que no sufren estos problemas y, además, su construcción, licenciamiento e instalación son más económicos.

Para descargar el documento ¿Por qué debería ser prioritario cumplir el objetivo del 8% al 2016? haga click aquí

Todos de acuerdo

Este informe fue presentado en el Senado de la Nación, con la presencia de los senadores Marcelo Guinle (Frente para la Victoria), Ernesto Sanz (UCR) y Diego Santilli (PRO). Además participaron activamente funcionarios de la Secretaría de Energía de la Nación junto a números actores relevantes del sector. La participación de tres miembros de fuerzas políticas distintas habla de la clara necesidad de adoptar esta clase de iniciativas en el país.

La jornada, organizada por la Alianza por la Energía Renovable en la Argentina (AERA) en el Salón Arturo Illia del Senado, contó con presentaciones del presidente de la Cámara Argentina de Energía Renovable (CADER), Marcelo Álvarez y del coordinador de Energías Renovables del INTI, Gustavo Gil. Además, hubo miembros de las distintas entidades que vienen trabajando en la sanción de esta nueva ley: el departamento de Energía Solar de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el Foro de Vivienda, Sustentabilidad y Energías, la Fundación Avina, Fundación Cambio Democrático, Fundación Directorio Legislativo y la Fundación Vida Silvestre

Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Colectora de Avenida General Paz 5445 entre Albarellos y Avenida de los Constituyentes
Casilla de correo 157 · B1650KNA · San Martín
Pcia. de Buenos Aires · República Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400