Logo INTI Facebook Facebook Cursos de Energías renovables
Renovables en los medios
Manuales E-renova
Multimedia
Logo e-renova
¿QUÉ PUEDO HACER?

TECNOLOGÍAS
NUESTRA MISIÓN
PROVEEDORES

LEGISLACIÓN

CONTACTO
 
TODAS LAS RENOVABLES
Enero 2011

Pymes: el poder de asociarse
Por Alberto Anesini
Coordinador del área de energías renovables del INTI

Pymes: el poder de asociarse

Los pequeños fabricantes argentinos de equipos de energías renovables deberían aprovechar la oferta existente de ayuda estatal -tanto financiera como técnica y profesional- para empujar la consolidación de un mercado en el país.

En el comienzo de este año que esperamos sea fructífero para todos, la intención del INTI es ofrecer un mensaje al sector de las pymes dedicado a las energías renovables en la Argentina, que podríamos resumir en una frase: “Se puede hacer mucho con lo que hay”.

Con esto queremos decir que, además de la posibilidad que tienen estas pequeñas empresas de armar “sociedades” con el INTI para desarrollar sus tecnologías, también es imprescindible que se asocien entre ellas, porque es casi imposible pensar que el Estado las pueda ayudar a cada una individualmente.
Tal como explicaba el año pasado en una conferencia en el INTI sobre energía solar térmica el experto español Martínez Escribano, en España –en sus orígenes- el sector solar estaba formado por sólo una decena de empresas, por lo que también fueron sumando instaladores y hobbistas como adscriptos. Pero cuando como grupo iban a ver a un ministro, para el Estado español era mucho más fácil decir “Estoy apoyando al sector solar térmico nacional”, que decir “Apoyo a la empresa tal”.
Y en este sentido, en la Argentina existe un menú de ayuda al que pueden acceder pequeñas empresas –incluso monotributistas- con sus temas impositivos en orden.  En el Encuentro de Primavera 2010 en el INTI, por ejemplo, funcionarios nacionales mostraron herramientas financieras para armar clusters, para arrancar con emprendimientos individuales y también para las “empresas madrinas” que buscan desarrollar a sus proveedores. Además, el Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación salió también con un programa llamado ANR 800, aportes reembolsables de hasta 800 mil pesos para empresas que quieran hacer cosas junto con el INTI o cualquier otra institución.

Agrandar mercados
Hoy en el país teóricamente hay posibilidades de crecimiento para todas las empresas que están dedicadas a las energías renovables; lo que hay que hacer es desarrollar el mercado para que todas tengan su nicho. Por eso, el modelo de trabajo entre el INTI y los fabricantes cuyos colectores solares seguimos testeando en nuestra Plataforma Solar Térmica estamos tratando de reproducirlo en otros rubros. Por caso, el de las casi 100 pymes que fabrican pequeñas plantas de biodiesel. Como producen combustible con distintas calidades, estamos convencidos de que  si se agrupan va a ser más fácil que puedan llevar sus productos del sector a un nivel aceptable. Porque está muy bien preocuparse en la seguridad de estas plantas, pero si el biodiesel que generan estas plantas llega a dañar motores por falta de calidad, los usuarios no van a querer saber nada con esta tecnología.
Como pasa con todos los dispositivos novedosos, aquellos que estén en condiciones de utilizarlos al principio van a poner el foco en el máximo de exigencia. Pensamos que del lado de los fabricantes hay que darse cuenta de este tipo de situaciones y asociarse para superar estas exigencias o negociarlas en conjunto.
En el INTI estamos trabajando para que este desarrollo sea paulatino, porque si mañana sale una ley por la que todos los edificios de Buenos Aires deban contar calefones solares, o todos los vehículos deban usar biodiesel al 100%, en la Argentina no habría capacidad para cubrir esa demanda. Si bien conocemos cómo hacer el desarrollo para una segunda y hasta una tercera generación de varias de las tecnologías renovables que estamos promoviendo, como por ejemplo la de colectores solares, generadores eólicos y plantas de biodiesel, no vamos a apurar a la industria local a que salte a otra tecnología si no está amortizando la primera.
Desde el INTI sí podemos acompañar a todo un sector para que haga una evolución, no solamente hacia equipos más sofisticados sino también hacia la posibilidad de protegerlos  de los productos importados. Por caso, China fabrica tubos de vacío para colectores solares; nosotros desde el INTI sabemos que en la Argentina esos tubos expuestos al granizo pueden ser un peligro y con esos argumentos técnicos podemos promover legislación que defienda la industria nacional y darle la tecnología para que cumpla con condiciones que productos del exterior no cumplen. Claro que en los commodities el precio de lo fabricado en China es muy bajo, pero ese no es el caso de los productos con más tecnología y valor agregado en los que la mano de obra tiene un peso menor.

Por eso, cuando en el país empiece a pedirse que los equipos de energías renovables cumplan ciertas normas de calidad, los equipos importados van a costar lo mismo que los de fabricación local. En suma, creemos que para las pymes de este sector, crecer a un ritmo posible es una obligación.


 

 
Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Colectora de Avenida General Paz 5445 entre Albarellos y Avenida de los Constituyentes
Casilla de correo 157 · B1650KNA · San Martín
Pcia. de Buenos Aires · República Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400