Logo INTI Facebook Facebook Cursos de Energías renovables
Renovables en los medios
Manuales E-renova
Multimedia
Logo e-renova
¿QUÉ PUEDO HACER?

TECNOLOGÍAS
NUESTRA MISIÓN
PROVEEDORES

LEGISLACIÓN

CONTACTO
 
ENERGIA EÓLICA
Mayo 2010

"Apuntamos a un generador de imanes permanentes"

Entrevista E-RENOVA:
Ignacio Sagardoy, Proyecto Aerogeneradores UCA


El grupo de la UCA reinstalando sus aerogeneradores en Chubut, a fines de 2009.
El grupo de la UCA reinstalando sus aerogeneradores en Chubut, a fines de 2009.


Un grupo de estudiantes de la Universidad Católica Argentina trabaja desde 2005 en optimizar un tipo de aerogenerador para viviendas rurales patagónicas. Uno de ellos habló con E-Renova sobre cómo aprendieron de los errores.

Con el objetivo final de desarrollar un “aerogenerador de 1 kw para pobladores aislados de la Patagonia”, el Proyecto Aerogeneradores UCA largó en 2005 por iniciativa de varios alumnos de Ingeniería Ambiental de esa universidad privada. Hoy dirigido por el reconocido doctor Héctor Fasoli, el Proyecto sigue madurando a través de un proceso de ensayo y el error que se evidencia en la construcción de palas y otras piezas para la segunda generación de aerogeneradores que están diseñando (ver foto). Sin prisa pero con perseverancia, ya en 2006 habían logrado instalar dos prototipos, uno  en Junín de los Andes y el otro en el Centro Atómico Bariloche.
Uno de los fundadores de la iniciativa eólica es Ignacio Sagardoy -con 27 años está elaborando su tesis final y a punto de mudarse a Bariloche para trabajar en el área de Medio Ambiente del municipio-, quien le cuenta en exclusiva a E-RENOVA sobre la marcha del Proyecto Aerogeneradores UCA.

¿Qué problemas aparecieron al probar sobre el terreno de los dos primeros aerogeneradores de 1 kw que armaron?
- Tratamos de sacarles lo mejor, aunque encontramos que tenían algunas deficiencias que no pudimos mejorar. Sobre todo la velocidad de arranque y el sistema de furling, que nunca lo pudimos de terminar de poner a punto. El furling es el mecanismo para control por sobreviento; es decir que, cuando empieza a soplar mucho, la hélice se empieza a ‘poner en bandera’ automáticamente por un balance mecánico. Pero lo bueno es que, aprender, se aprendió un montón.

¿Y cómo se comportan en la nueva ubicación?
- Como nosotros no tuvimos tantas facilidades para viajar, y porque eran los primeros que hacíamos, no logramos ponerlos a punto totalmente. Pero a fines de 2009 los sacamos de Junín de los Andes y Bariloche y los instalamos en el Área Natural Protegida Bosque Petrificado Sarmiento, en Chubut, que es un lugar súper ventoso (ver video), después de hacerles mantenimiento. Este verano hubo más viento que el promedio, llegó a haber una tormenta de 130 km por hora y la cola de uno de los molinos se rompió, así que ahora la vamos a arreglar. Además, le pusimos un inversor (el aparato que transforma la corriente continua de las baterías en alterna) fabricado por la empresa Qmax, un equipo que nos parece muy sólido.

 

A los dos molinos modificados –al final le bajamos la relación de multiplicación, así que entregan menos corriente, entre 700 y 800 watts- los instalamos solamente en el Centro de Visitantes del Bosque Petrificado, donde abastecen a siete lámparas de bajo consumo, un televisor, un equipo de DVD y otro de audio. Como ahí se dan pocas veces los días sin viento, con eso alcanza bien.
Ahora estamos haciéndole el seguimiento a esta instalación, así que hablamos permanentemente con el guardafauna.

¿Planean construir un nuevo prototipo mejorado?
- Lo que aprendimos con estos dos molinos fue que utilizar un generador de muchas vueltas y multiplicación no era el camino correcto. Así que apuntamos a un generador de imanes permanentes –que es más para este tipo de uso-, que comenzamos a hacer en el laboratorio de la Facultad en 2007. Para eso tuvimos que diseñar nuevas palas, e hicimos un convenio con la UTN por el que nos cedieron un software de simulación y diseño. En 2009 construimos los moldes, y hace poco empezamos con la construcción de las nuevas palas en sí (ver foto). Y estamos en proceso con las otras piezas.

Una vez desarrollado, ¿qué precio al público tendría?
- Calculamos que un molino nuevo podría estar en el orden de los 10 mil pesos, que igual es muy caro para un poblador rural. Pero se podría manejar por un subsidio como los que otorga el PERMER, el proyecto del Ministerio de Planificación Federal, o por un préstamo con bajo interés.

¿En el mercado ya existen otros aerogeneradores como ése?
- En la categoría de 1 kw sólo está fabricándose un molino de esta clase, lo hace la empresa Giacobone, en Córdoba, pero casi toda la producción la emplea en el PERMER y queremos agregar a la oferta que hay en el país. Aparte, nuestro diseño no compite con molinos como el de INVAP que el INTI instaló cerca de Zapala, que es de 4,5 kw, sino que está pensado para viviendas unifamiliares. Claro que el modelo de ellos nos sirve como una especie de guía, por la experiencia que tiene incluida y por su robustez.

¿Cuándo piensan tener funcionando el nuevo molino?
- Para fin de 2010, -al menos con sus partes principales- queremos tenerlo probándose en un campo de la UCA en Verónica (provincia de Buenos Aires). Esa zona no tiene vientos tan fuertes como en el Sur o en Bahía Blanca, pero sí mucho mejores que los de acá en Buenos Aires.

 

 

 
Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Colectora de Avenida General Paz 5445 entre Albarellos y Avenida de los Constituyentes
Casilla de correo 157 · B1650KNA · San Martín
Pcia. de Buenos Aires · República Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400