BIOMASA / Septiembre 2016

PRIMERA ENTREGA

Finalizó el Relevamiento Nacional de Biodigestores

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) finalizó un trabajo clave para la planificación y desarrollo del sector bioenergético en el país. En este artículo, el primero de dos entregas, compartimos los aspectos cualitativos del proyecto.

planificación y desarrollo del sector bioenergético en el país

La bioenergía es una de las alternativas renovables con mayor potencial en nuestro país, en el corto y largo plazo, y al mismo tiempo un sector parcialmente rezagado en el escenario energético nacional.

Con el fin de abordar este desajuste, interpretarlo y trabajar sobre las soluciones, el INTI llevó a cabo el proyecto Relevamiento Nacional de Biodigestores, que permite realizar un diagnóstico acabado del estado del arte de la tecnología de biodigestión anaeróbica en el territorio. Constituye una herramienta de peso para la planificación estratégica y el desarrollo sostenido de esta tecnología.

Los objetivos del proyecto, la metodología del relevamiento y el trabajo de campo fueron planificados y llevados a cabo por agentes del la Red de Biogás del INTI, con la colaboración de otras instituciones, especialmente el INTA.

El INTI dispuso 26 agentes para cubrir instalaciones distribuidas en 16 provincias: Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán.

El tiempo de ejecución de las actividades fue de siete meses –con una prolongación de dos meses más-, atribuido especialmente a las visitas personalizadas a las 62 plantas que se tomaron como universo representativo (se estima que existen poco más de 100 en todo el país).

Trayectoria profesional volcada en un objetivo ambicioso

profesionales de diferentes formaciones y centros en todo el país para abordar la temática de biogás

Desde el año 2009, el INTI cuenta con un grupo multidisciplinario y de alcance territorial consolidado, integrado por profesionales de diferentes formaciones y centros en todo el país para abordar la temática de biogás. Con el objetivo de orientar las capacidades de la Red de Biogás a las necesidades del sector, durante el 2014 el INTI comenzó con el diseño y desarrollo del proyecto de relevamiento de plantas de biodigestión anaeróbica a nivel nacional.

En el marco de estas actividades y con la intención de lograr un diagnóstico de mayor alcance, se formaliza el proyecto Relevamiento Nacional de Biodigestores a partir de la firma de la carta acuerdo entre el INTI (responsable de llevar a cabo el relevamiento a campo), el PROBIOMASA (entidad financiera) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, como responsable de administrar los fondos).

La Red de Biogás del INTI logró desarrollar capacidades técnicas que pusieron a disposición de organismos privados y públicos, como servicios de asistencia técnica, pre-factibilidades, ensayos y análisis de biomasa y de procesos productivos. 

Si bien existe evidencia de la utilización de la biodigestión anaeróbica en el territorio nacional desde hace más de 20 años, la tecnología de biogás aún no logra alcanzar un nivel de madurez acorde a la potencialidad que tiene en el país. Uno de los principales motivos es la falta de articulación entre una oferta sin validar y una demanda escéptica o desinformada para considerar como una alternativa energética. Esto resulta de gran interés considerando los recursos biomásicos (vírgenes o subproducto) disponibles en el territorio, adquiriendo mayor importancia con el incremento de la necesidad energética, tanto a nivel industrial como residencial, y el desarrollo y aplicación de las energías renovables para subsanar estos vacíos.

Las tecnologías aplicables a biodigestión anaeróbica son diversas y funcionales, esto hace que sea necesario tener un conocimiento acabado de cada proceso y así definir la mejor alternativa para cada situación. Contar con más información ayuda a lograr confiabilidad y propicia el camino del desarrollo tecnológico nacional, la generación de energía renovable, el uso racional y eficiente de los recursos, la sustentabilidad y sostenibilidad de las plantas de biogás, el cuidado del ambiente y la integración de los sistemas productivos en la sociedad que los acoge.

Ingeniería compleja para un relevamiento contundente

El proyecto se dividió en tres etapas: planificación, validación y ejecución.

Para llevar a cabo las visitas se definieron nueve grupos de trabajo. Con el fin de homogenizar el proceso, desde el grupo coordinador se desarrolló una serie de pasos a seguir por cada grupo para disminuir los errores y armonizar el relevamiento de datos. El equipo de INTI está conformado por profesionales técnicos con diferentes especialidades (ingenieros ambientales, químicos, industriales, agrónomos, licenciados en microbiología, bioquímicos, abogados, técnicos, entre otros), lo cual permitió un abordaje multidisciplinario de las tareas, aspecto que enriqueció la evaluación y los resultados.

La información necesaria para realizar el diagnóstico de la tecnología de referencia se concentró en una planilla/encuesta a completar por cada uno de los establecimientos visitados.

En algunos casos de plantas donde fue posible su ejecución, se realizaron mediciones de temperatura, pH y composición del biogás generado.

Respecto de los resultados obtenidos, se lograron establecer caracterizaciones de diversa índole. Entre las características generales de las plantas de biodigestión, se logró diferenciar tipos de propietarios, funcionalidades, tamaños y ubicación de las plantas.

En cuanto a las características constructivas, se distinguieron las tecnologías detectadas, los materiales utilizados para la construcción de los biodigestores y el origen (nacionales o importados) de los equipos y materiales componentes de las plantas.

Por otra parte, las características operativas arrojaron información sobre la temperatura del proceso, tipos de flujo, sistemas de agitación, automatización y control del proceso, tipos de sustratos y preparación de la alimentación, entre otros.

También se establecieron características energéticas como la calidad del biogás y las características de los subproductos. Finalmente, se consolidó y amplió la información respecto de los proveedores.

Como contrapartida, las plantas relevadas obtuvieron información y observaciones técnicas que surgieron de las visitas: un informe de la actividad, el estado actual de la planta de biogás y mediciones de la calidad de biogás generado. Asimismo, se los incluyó en el primer registro nacional de biodigestores, y se facilitaron potenciales vinculaciones posteriores con el INTI.

Localización por provincia de las plantas conocidas al momento de iniciar el proyecto:

Localización por provincia de las plantas al momento de iniciar el proyecto

Pasos hacia la diversificación de la matriz energética
El relevamiento se enmarca en el objetivo amplio de contribuir a diversificar la matriz energética nacional, y sirve de herramienta para la planificación estratégica y el desarrollo sostenido de esta tecnología renovable de generación de energía. Asimismo, permite alcanzar una serie de metas puntuales como:

  • Detectar campos específicos de aplicación para la tecnología del biogás (procesos, equipos, operación, mantenimiento, entre otros).
  • Analizar los casos de éxito y fracaso, buscando los motivos de ambas situaciones y sus posibles soluciones y/o mejoras tecnológicas.
  • Identificar y caracterizar a los proveedores de la tecnología, de equipos y componentes/materiales de los sistemas, constituyendo un primer catálogo de empresas ligadas al sector.
  • Localizar geográficamente la ubicación de las plantas en todo el territorio nacional.
  • Detectar los tipos de sustratos empleados así como el manejo y uso posterior de los productos obtenidos como resultados de la biodigestión anaeróbica (biogás y fertilizante orgánico/biol).
  • Análisis de los costos de instalación y mantenimiento de plantas de biogás.
  • Relevar el tipo de control, seguimiento y gestión de los proceso productivo: control de la materia prima, variables operativas, control de productos y subproductos, etc.
  • Detectar cómo se resolvió el cumplimiento de reglamentaciones y exigencias legales a nivel nacional, provincial y municipal.
  • Desarrollar una estrategia de asistencia técnica para impulsar la actividad de biodigestión anaeróbica en la Argentina.

La importancia de este trabajo, además de contar con valiosas conclusiones cuantitativas que se presentarán en la próxima entrega, permitirá también ajustar el enfoque y la estrategia nacional sobre la tecnología; definir cuáles son los servicios, normativas, desarrollos tecnológicos y económicos que el sector necesita o requiere para avanzar y ser sostenible; conocer los ensayos y asistencias técnicas requeridos; todo ello inserto en nuestra realidad económica, técnica, socio-ambiental y legal.

 

Contactos:
Gustavo Gil ggil@inti.gob.ar
Agustín Piccoletti apiccoletti@inti.gob.ar

Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Av. General Paz Nº 5445
B1650KNA · San Martín · Buenos Aires · Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400