Logo INTI Facebook Facebook Cursos de Energías renovables
Renovables en los medios
Manuales E-renova
Multimedia
Logo e-renova
¿QUÉ PUEDO HACER?

TECNOLOGÍAS
NUESTRA MISIÓN
PROVEEDORES

LEGISLACIÓN

CONTACTO
 
BIOMASA
3 de septiembre de 2009
Entrevista E-Renova
Greg Simon-Miró, SG Biofuels

“En cinco años, la jatropha puede proveer un volumen importante de aceite barato”


Ankur Scientific
Una plantación de jatropha de SG Biofuels en un lugar no revelado de América Latina

E-RENOVA entrevistó al vicepresidente de Operaciones de la firma estadounidenses SG Biofuels, que invierte en cultivos y genética de jatropha en América Central para insertarse en el mercado mundial de biocombustibles.

Fundada en 2006, SG Biofuels hace de los cultivos de jatropha en América Central una manera de hacerse un lugar en el mercado mundial de biocombustibles, al que ven con un alto crecimiento, sobre todo en el rubro del carburante para aviones. Para indagar sobre el tema E-RENOVA entrevistó a Greg Simon-Miró, vicepresidente de Operaciones de la empresa con base en San Diego (EE.UU.), quien aseguró que aspiran a “llevar al doble en los próximos años” el rendimiento de esta planta . El ejecutivo –de origen panameño y ciudadanía estadounidense- explicó por correo electrónico que si bien están evaluando algunas zonas del norte de la Argentina (como también hicieron el INTA y técnicos argentinos) para plantar jatropha, “no todas las tierras marginales son iguales, y el rinde de aceite aumenta mucho si la plantación está en el microclima y el sustrato apropiados”. Aquí, sus respuestas.

¿Por qué SG Biofuels decidió dedicarse a la jatropha como fuente de biocombustible? ¿Estudiaron también otras opciones, como soja, caña de azúcar o maíz?
- Primero, es importante dejar en claro que la jatropha no es una “verdura”, sino un cultivo no comestible que no compite con la oferta de alimentos porque crece donde los cultivos para alimentación no lo hacen. Nuestro equipo de científicos analizó un amplio espectro de materias primas, incluyendo –entre otros- soja, palma, colza (Brassica napus) y camelina (Camelina sativa, una planta herbácea  de la misma familia que la colza). Luego de tres años de investigación, identificamos a la jatropha como el cultivo ideal para biocombustible, por varias razones:

    - la jatropha es una planta no comestible que no entra en la cadena alimentaria y se puede cultivar con efectividad en tierras abandonadas.
  • - los costos de producción son bajos. En SG Biofuels podemos producir aceite de esta planta en forma sostenible a precios más competitivos que con soja o palma.
    - según pruebas independientes recientes, la jatropha que nosotros plantamos en América Central tuvo un rendimiento mayor que el de la palma, la soja y la jatropha de la India, en dos aspectos diferentes: desempeño en bajas temperaturas y estabilidad durante la estiba a largo plazo.
    - la jatropha es una planta salvaje que tiene un tremendo rendimiento: actualmente se logran entre 1.800 y 2.600 litros de aceite por hectárea. 
    - el aceite que producimos fue objeto de evaluaciones independientes en cuanto a sus condiciones para integrar la mezcla de biodiesel, que verificaron que es una fuente limpia y estable de ese combustible, y que cumple o sobrepasa las estrictas normas de la Unión Europea. 

Durante los próximos cinco o 10 años, ¿en qué zonas del mundo cree que los biocombustibles serán más usados? ¿Y qué porcentaje de ese volumen piensa que será aceite de jatropha?
- Vemos que el mercado de biocombustibles se está expandiendo rápidamente en todo el mundo. Es que la creciente presión por parte de los consumidores, los gobiernos y los grupos ecologistas con respecto a temas como el cambio climático, la seguridad energética y la volatilidad de los precios y las reservas de petróleo, crearon una enorme demanda de combustibles alternativos y renovables. De hecho, según un informe de junio pasado de la consultora firma Pike Research, se espera que este mercado sume US$ 247.000 millones hacia 2020.
Además, observamos que el uso de combustibles sustentables crece no solo en Estados Unidos sino también en toda América Latina, al tiempo que los países se van dando cuenta de que pueden fomentar la reducción de los gases de invernadero y también crear trabajo, mejorar sus economías y ayudarse a lograr la independencia energética. Especialmente en su región, donde existen condiciones climáticas ideales y mucha extensión de tierras apropiadas y disponibles, en los próximos cinco años la jatropha puede proveer un volumen importante de aceite barato.

¿La intención de la empresa es cultivar jatropha solamente en America Latina o también piensan hacerlo en África o la India? ¿En qué países están plantando en este momento?
- En este momento, estamos centrando nuestros esfuerzos en América Latina por varias razones. La jatropha es nativa de Mesoamérica, que se extiende desde el sur de México hasta Guatemala y Honduras, y es una planta subtropical que se desarrolla mejor cerca de la línea del Ecuador. Según el Banco Interamericano de Desarrollo, la abundancia de tierras que no son arables y la existencia de condiciones climáticas óptimas en América Latina convierten a la región en una zona bien posicionada para convertirse en un nodo central del comercio global de biocombustibles. Además, las economías de esta zona siguen construyendo sectores agrícolas fuertes y mejorando la infraestructura industrial que va a asistir al crecimiento de la agroenergía.
Igualmente, estamos buscando oportunidades en otros lugares del mundo, y continuamos con nuestro trabajo para expandir las zonas donde la jatropha pueda desarrollarse bien. Nosotros ya identificamos varias líneas de la planta que han demostrado ser capaces de darse en zonas más altas y frías que lo que antes se pensaba que era posible. Y continuaremos mejorando esas variantes para lograr más rendimiento y durabilidad.

El norte de la Argentina tiene clima subtropical, ¿han pensado en cultivar jatropha allí?
- Argentina podría ser un mercado muy promisorio para la producción de jatropha y estamos explorando oportunidades ahí, igual que en una buena cantidad de otros países. Pero es importante recordar que un clima subtropical es solamente uno de los factores que determinan las condiciones adecuadas de crecimiento para este cultivo. A la jatropha se la conoce bien como una planta que puede crecer en tierras marginales a las que se considera inadecuadas para cultivos alimentarios; sin embargo, nuestra experiencia nos demuestra que no todas las tierras marginales son iguales, y el rinde de aceite aumenta mucho si la plantación está en el microclima y el suelo apropiados. Nuestra estrategia de plantación hace hincapié en identificar tanto el sustrato como el clima más adecuados, y también en las prácticas agronómicas que hagan crecer la productividad.

Cuéntenos sobre las características principales de su laboratorio Genetic Resource Center. ¿Su objetivo principal es desarrollar variantes de la jatropha resistentes al frío o tienen otros más?
- Nuestra empresa armó la más grande y más variada biblioteca de material genético de jatropha que existe, que está en nuestro laboratorio GRC. Al utilizar esta vasta base de datos estamos llevando más allá los límites de esta planta a través del programa científico, genético y de crianza que llevamos a cabo en San Diego (EE.UU.) y en varios países de América Latina. El tema de la tolerancia al frío es solo una de las características de la que nos estamos ocupando; también ponemos el foco en aumentar el rinde de las cosechas, la tolerancia a la sequía y en mejores prácticas agronómicas. Basándonos en los primeros resultados de nuestra investigación genética, la fortaleza del material genético -como también en la experiencia que tenemos otras plantas silvestres similares- confiamos que en que podemos duplicar el rendimiento de la jatropha dentro de pocos años.

En el mediando plazo, ¿le parece que existan perspectivas de que esté disponible el biocombustible para aviones fuera de Estados Unidos?
- La industria aeronáutica ha validado con firmeza a los biocombustibles -específicamente a los fabricados en base a jatropha- como efectivos, viables y necesarios para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero. Todas las pruebas que llevaron a cabo las líneas aéreas Air New Zealand, Japan Airlines y Continental indicaron que las mezclas con biocombustibles, incluyendo las de jatropha, pueden desempeñarse incluso mejor que el combustible tradicional.
Se espera que la comisión internacional  que fija las normas en este sector pueda aprobar durante el próximo año para el tipo de combustible que se conoce como Jet A-1 el uso de biocombustibles hechos de aceites vegetales. Los aviones ya están certificados para volar con cualquier combustible considerado Jet A-1, así que, siendo realistas, podríamos ver que los biocombustibles serán adoptados internacionalmente para la aviación durante 2010.


 

 

 
Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Colectora de Avenida General Paz 5445 entre Albarellos y Avenida de los Constituyentes
Casilla de correo 157 · B1650KNA · San Martín
Pcia. de Buenos Aires · República Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400