Logo INTI Facebook Facebook Cursos de Energías renovables
Renovables en los medios
Manuales E-renova
Multimedia
Logo e-renova
¿QUÉ PUEDO HACER?

TECNOLOGÍAS
NUESTRA MISIÓN
PROVEEDORES

LEGISLACIÓN

CONTACTO
 
BIOMASA
Mayo de 2009

Otra manera de “darle gas”

Imagen simulada de dos biodigestores
Proyecto. Imagen simulada de dos biodigestores -los tanques verdes- que se busca instalar en una granja avícola de Entre Ríos

En Entre Ríos, INTI Energías Renovables está trabajando en el diseño y puesta en marcha de dos biodigestores en lugares muy diferentes pero con un mismo objetivo: generar biogás partiendo de desechos. Detalles de los inicios del proyecto.

¿Qué relación existe entre un centro para chicos discapacitados y una granja avícola de mediano porte? Aunque no parezca, bastante: forman parte del proyecto de generación de biogás que INTI Energías Renovables está motorizando en Entre Ríos. Cumplida ya la primera etapa –que incluyó encuestas y el análisis de los desechos que servirán de materia prima; ver detalles- en el centro del Instituto en Concepción del Uruguay se sienten razonablemente optimistas sobre las posibilidades de instalar un biodigestor en cada uno de estos lugares. Que son una clara manera de hacer más sustentable las actividades diarias de alumnos, educadores y productores, al tiempo que se ahorra en la cada vez más costosa energía tradicional.
“La avicultura es la industria más fuerte de la provincia de Entre Ríos, el 50% de los pollos parrilleros del país proviene de aquí -dimensiona la ingeniera Ileana Pacher, integrante de Energías Renovables con base en la ciudad entrerriana- y por eso es necesario el abordaje de la problemática del residuo que genera, conocido como ‘cama de pollo’”. Justamente es esta mezcla de guano, orina, plumas y cáscara de arroz la “materia prima” para la generación de biogás: luego de la biodigestión, un proceso en el que intervienen bacterias anaeróbicas (llamadas así porque no se necesitan aire), se extrae gas metano, similar al gas licuado envasado que utiliza el criadero hoy por hoy. Además, la ‘cama de pollo’ genera un subproducto útil: abono orgánico, que se aplica directamente al campo.

“Es importante destacar que además de la cantidad de biogás que se logre producir –aclara la licenciada Nadina Cazaux, directora del INTI - Concepción del Uruguay- resulta vital su calidad”. Por eso, agrega, “una vez que estos sistemas estén funcionando, es importante medir y analizar los distintos parámetros del proceso, como son el pH y la composición de gases, entre otros, que son los que describen el funcionamiento de una planta de este tipo”.


 

  Gas más accesible

En la misma provincia pero en la ciudad de Colón, el establecimiento educativo de la Asociación del Departamento Colón de Ayuda al Discapacitado (ADCADIS) también busca producir metano, con la idea de aprovechar los residuos de su comedor y los del emprendimiento de fabricación de biodiesel de aceite vegetal usado (ver foto) que llevan adelante. El aceite es recolectado de los restaurantes de la zona con la colaboración de los mismos chicos. “Según nuestra evaluación –destaca la Ingeniera Pacher- en ADCADIS un biodigestor de cinco metros cúbicos puede generar unos 7,8 metros de biogás por día. Así, además de sensibilizar a toda la ciudad con la utilidad y factibilidad de las energías renovables, ellos podrían depender mucho menos del gas de garrafa y de la leña que hoy utilizan para cubrir sus necesidades”.
Como es lógico, la inversión será fundamental para llegar a buen puerto con estos  proyectos encarados por Energías Renovables, por lo que en el INTI - Concepción del Uruguay –donde por medio de un convenio también trabaja en el tema un experto alemán, Stefan Budzinski- incluyeron en la planificación de ambos proyectos un completo detalle de todos los costos involucrados. Claro que, además de dinero, hace falta mano de obra, que es parte del compromiso que deberán tomar los productores interesados. “Mantener el biodigestor no es mucho trabajo, pero lleva su tiempo y necesidad de capacitación”, explica Casaux.
Un fuerte argumento del INTI para entusiasmar a más criadores de pollos entrerrianos es que tienen la posibilidad de obtener de sus propios desechos un importante porcentaje del gas y la electricidad que necesitan para funcionar. Es el caso de la granja que ya participa en este proyecto de Energías Renovables –de tamaño mediano, tiene cuatro galpones de unos 1.200 metros cuadrados cada uno- cuyos números preliminares no dejan de sorprender: con la cama de pollo que generan se pueden producir nada menos que 6.922 metros cúbicos de biogás. Se calcula que la mayor parte se quemará para calefacción de los galpones de crianza (ver foto), y que el resto se destinará a producir  electricidad con un grupo electrógeno.
En el esquema de trabajo armado por el INTI  se contempla también desarrollar proveedores de materiales, equipos y mano de obra especializada. “Dentro de este marco –concluye la ingeniera Pacher- se contactó una cooperativa de trabajo de la zona que está dispuesta a formarse en construcción de plantas de biodigestión”.

Por lo pronto, lo cierto es que el “paso a paso” del biogás en Entre Ríos sigue su marcha.

 

 

 
Donde estamos
Parque Tecnológico Miguelete
Colectora de Avenida General Paz 5445 entre Albarellos y Avenida de los Constituyentes
Casilla de correo 157 · B1650KNA · San Martín
Pcia. de Buenos Aires · República Argentina
Teléfonos (5411) 4724-6200 / 6300 / 6400