Salto al contenido

Organismo de certificación


Organismo de Certificación

Certificación campo voluntario de procesos

Certificación de Análisis de riesgos y puntos críticos de control

En el Organismo de Certificación de INTI, entendemos que la Certificación voluntaria de Sistemas de Gestión en Alimentos, constituye una poderosa Herramienta de Marketing, tanto para mercado internacional como para su comercialización en el país, ya que es la mejor forma de garantizar las condiciones de cuidado con que controlamos y estamos en condiciones de garantizar la INOCUIDAD de nuestros productos.

Certificamos la implementación correcta de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), Buenas Prácticas de Manufactura en establecimientos elaboradores de alimentos, y Análisis de Riesgos y Puntos Críticos de Control (HACCP), en establecimientos correspondientes a todas las líneas de alimentos elaborados, de acuerdo a las normativas nacionales e internacionales aplicables a ambos Sistemas.

En el caso de la certificación de BPM evaluamos la situación de la empresa referente a las condiciones edilicias, personal, equipamientos, limpieza y desinfección, sistema de calidad, servicios y transportes, cuyas pautas se encuentran presentes tanto en el Código Alimentario Argentino como en la Resolución MERCOSUR 80/96. Estas normativas son obligatorias para todos los fabricantes de alimentos que produzcan en el país, pero comercialmente es cada vez mas reconocida la certificación voluntaria como una garantía extra de que la empresa y sus condiciones de trabajo se encuentran siempre bajo control. Actualmente es muy requerida para empresas que proveen sus productos a cadenas de supermercados o como carta de presentación a exportadores o importadores de productos argentinos.

Las Buenas Prácticas de Manufactura junto con los POES (Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento incluidos en las BPM) se consideran prerrequisitos para garantizar la inocuidad de los alimentos, ya que de por sí solos, no pueden asegurar la elaboración de un alimento con calidad sanitaria; por este motivo es que también ofrecemos la certificación de HACCP (Análisis de Riesgo y Puntos Críticos de Control) sistema mundialmente reconocido en el que se pone el foco en tener bajo estricta vigilancia los puntos del proceso de elaboración en que es factible que existan condiciones que podrían poner en riesgo la inocuidad del alimento y por lo tanto, la salud de los consumidores del mismo. En este caso, trabajamos sobre las Directrices de Codex Alimentarius, normativa voluntaria de referencia internacional, establecido entre Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y adaptado a las condiciones específicas de cada tipo de industria.


Formularios del proceso de certificación


La certificación de HACCP se realiza en base a las directrices del Codex Alimentarius, que es la normativa de referencia internacional.

Logo Ministerio de Produccion